En un intento de disminuir los crecientes casos de sobredosis, la principal funcionaria de salud pública de Toronto pide que se descriminalicen todas las drogas.

La doctora Eileen de Villa, oficial médico de salud de Toronto, dijo que la actual postura de Canadá “obliga a la gente a realizar prácticas no seguras de consumo de drogas y crea barreras para pedir ayuda”.

Quiere que el Consejo de Salud de Toronto presione al gobierno federal para descriminalizar las drogas y para tener mejores servicios de reducción de daño y tratamiento.

La declaración del lunes se hizo después de la difusión de una encuesta de la Oficina de Salud Pública de Toronto que concluyó que la mayoría de los habitantes de la ciudad quieren que el consumo de drogas se trate como un problema social, no como uno criminal.

El gobierno de Canadá ya ha aprobado la legalización de la mariguana, que entrará en vigor el 17 de octubre.

Un reporte oficial del mes pasado registró 3.987 muertes relacionadas con el consumo de opioides en 2017, la mayoría con fentanilo, que es entre 30 y 50 veces más potente que la heroína.