Las nuevas víctimas de envenenamiento con agente neurotóxico deben de haber tocado el recipiente y haber estado expuestos a una "alta dosis" del veneno, estimo la policía británica el lunes.

El asistente de comisionado de la policía metropolitana Neil Basu dijo que la muerte de Dawn Sturgess, de 44 años, muestra que ella y su pareja Charlie Rowley, de 45 años, estuvieron expuestos a grandes cantidades de novichok, agente neurotóxico de tipo militar producido en la Unión Soviética durante la Guerra Fría. Sturgess murió el domingo.

Basu dijo que la teoría que se maneja es que este incidente está vinculado al ataque previo con novichok en marzo, contra el ex espía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, de 33 años, quienes sobrevivieron al ataque tras estar hospitalizados durante un buen tiempo.

Gran Bretaña ha responsabilizado a Rusia por los envenenamientos, pero Moscú ha negado fuertemente estar involucrado en esto.

La investigación ahora es una pesquisa criminal. Basu lamentó la muerte de Sturgess, quien tenía tres hijos.

"Su muerte solo ha servido para reforzar la determinación del equipo de investigación", dijo, agregando que la prioridad policial inmediata es hallar cualquier recipiente que podría ser la fuente del novichok.

Dijo que nadie más en las regiones de Amesbury y Salisbury, donde la pareja vivía, en el sur de Inglaterra, han mostrado señales de envenenamiento con novichok.

Más de 100 policías están examinando todas las zonas donde Sturgess y Rowley estuvieron antes de que se enfermaron hace nueve días. La búsqueda está enfocada en sus casas y un parque en Salisbury.

Rowley sigue en condición crítica en un hospital de Salisbury.

Un portavoz del Kremlin manifestó el lunes sus condolencias por la muerte de Sturgess. Dmitry Peskov dijo a reporteros que Moscú "estaba profundamente preocupado" por los casos de envenenamiento en Gran Bretaña. Peskov agregó que tales ataques representaban un peligro no solo dentro del Reino Unido sino también en todo Europa.

Peskov dijo que vincular a Rusia con el envenenamiento sería "absurdo".

Cuando se le preguntó si la muerte podría ensombrecer la próxima cumbre entre Estados Unidos y Rusia en Helsinki la próxima semana, Peskov respondió que el envenenamiento "no está vinculado" a la reunión.

___

Maria Danilova contribuyó a este despacho desde Moscú.