Las autoridades levantaron el lunes la orden de evacuación sobre una localidad de California que se vio afectada por un voraz incendio durante el fin de semana.

La medida afecta a Goleta, en el sur del estado, dijeron autoridades del condado santa Barbara.

Añadieron que los habitantes pudieron regresar a sus casas el domingo a la noche aunque los bomberos siguen sofocando llamas aisladas, y la electricidad no se ha restablecido completamente.

En total trece hogares quedaron destruidos, otros tres sufrieron daños, y quedaron arrasados 15 granjas, talleres y tiendas.