El funcionario británico a cargo de negociar la salida de su país de la Unión Europea renunció el domingo, acusando a la primera ministra Theresa May de socavar el Brexit con su plan de mantener estrechos lazos comerciales con el bloque.

El secretario del Brexit, David Davis, presentó su renuncia apenas dos días después que May anunció que finalmente había logrado consenso en su gobierno sobre un plan para separarse de la UE.

En un golpe para la mandataria, Davis dijo a May en una carta que las propuestas del gobierno para mantener lazos comerciales y aduanales estrechos “nos dejará, en el mejor de los casos, en una posición débil para negociar, y posiblemente una de la que no podremos escapar”.

La renuncia de Davis a última hora del día socava al frágil gobierno de May, que ha perdido a varios ministros en el último año a causa de acusaciones de ofensas sexuales y otros escándalos.

Davis era una voz fuerte en un gabinete dividido entre aquellos que apoyan separarse del bloque por completo y quienes quieren mantener lazos cercanos con el socio comercial más grande de Gran Bretaña.

La oficina de May dijo que el lunes se anunciaría quién remplazará a Davis.