Por lo menos 10 personas murieron y más de 70 resultaron heridas el domingo al descarrilarse un tren en el oeste de Turquía, informaron autoridades.

Las víctimas fatales fueron 10 y los heridos ascienden a 73, dijo el subsecretario de salud Eyup Gumus, en declaraciones difundidas por la agencia noticiosa Anadolu.

Según la prensa local el tren había partido de Edirne, cerca de la frontera con Grecia, rumbo a Estambul con 360 pasajeros. Se descarriló en una aldea en la provincia de Tekirdag.

Una sobreviviente le contó a la agencia noticiosa DHA su espeluznante experiencia.

“Ví muertos, ví gente que tenía las piernas destrozadas, fue algo horrible”, dijo la testigo según DHA.

Imágenes y videos de la zona muestran los vagones volcados y la gente siendo transportada en camillas.

El gobernador de Tekirdag, Mehmet Ceyhan, dijo que la zona donde ocurrió el accidente estaba lodosa debido a las fuertes lluvias, y de difícil acceso.

Vehículos de emergencia y helicópteros militares llegaron al lugar. La cercana municipalidad de Corlu tuiteó que los hospitales de la zona necesitan donantes de sangre.