La mayoría de los desplazados por los combates en el sur de Siria han regresado a sus hogares, informaron el domingo un funcionario de la ONU y una agrupación que monitorea la guerra.

Apenas entre 150 y 200 sirios siguen varados cerca de un cruce fronterizo con Jordania, dijo Anders Pedersen, coordinador de asuntos humanitarios para la ONU en Jordania.

“Hasta donde sabemos, son casi todos hombres”, añadió.

Las fuerzas oficialistas sirias recuperaron el viernes el control del cruce fronterizo de Nasib con Jordania, y de una amplia franja de la zona aledaña.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, basado en Gran Bretaña, dijo que unos 60.000 sirios han regresado a sus hogares y que otros miles huyeron a otra zona por temor a ser detenidos por las fuerzas oficialistas sirias.