Un fuerte terremoto estremeció el sur de Tokio el sábado, ocasionando que algunos edificios se sacudieran y el aeropuerto principal de la ciudad fuera cerrado, pero de inmediato no hubo reportes de daños o lesiones.

El sismo con una magnitud de 5,9 golpeó la tarde del sábado a 30 kilómetros (19 millas) del sureste de Ohara a una profundidad de 39 kilómetros (24 millas), informó el Servicio Geológico de Estados Unidos. La Agencia Meteorológica de Japón dijo que la intensidad fue de 6,0.

Las pistas de aterrizaje del aeropuerto Narita, en el oriente de Tokio, fueron cerradas brevemente tras el sismo, pero al poco tiempo se reanudaron los vuelos, informaron Kyodo, la agencia de noticias de Japón, y la transmisora pública NHK.

Japón está sobre el Cinturón de Fuego del Pacífico y es propenso a terremotos y erupciones volcánicas.