El club Mar-a-Lago del presidente Donald Trump quiere contratar a 61 trabajadores extranjeros para su próxima temporada alta, que comienza en noviembre. Trump ha criticado a las empresas nacionales por contratar a extranjeros, pero defiende las prácticas en su club en Florida alegando que no hay suficientes postulantes locales.

De acuerdo con solicitudes de empleo presentadas esta semana al Departamento del Trabajo de Estados Unidos, el complejo Mar-a-Lago quiere contratar a 40 meseros y meseras con un salario de 12,68 dólares la hora y a 21 cocineros con una paga de 13,31 dólares la hora.

En la solicitud, los gerentes del club dicen que no han podido encontrar suficientes estadounidenses calificados, dispuestos y disponibles para las vacantes.

El año pasado, Mar-a-Lago contrató a 70 trabajadores extranjeros con el programa de empleo H-2B, que es temporal y no para mano de obra agrícola. Muchos resorts en el área de Palm Beach usan el programa para contratar a gente en temporada alta.

Trump visita frecuentemente Mar-a-Lago de noviembre a mayo.