El presidente Evo Morales dijo que se encuentra bien y que espera ser dado de alta el jueves tras ser operado la víspera de un pequeño tumor en una clínica de La Paz.

“En la revisión de rutina detectaron un pequeño tumor que ya fue intervenido satisfactoriamente en una cirugía de emergencia pero sin riesgo. Estoy muy bien, ¡100 puntos!”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter y agregó que espera el alta.

Morales no reveló la localización del tumor y tampoco lo han hecho otros funcionarios.

Con 12 años en el gobierno, el mandatario de 58 años ya fue operado en cuatro oportunidades. La última fue el año pasado en Cuba donde se le extirpó un nódulo en la garganta. Antes fue intervenido de un desvío en el tabique nasal y en otra ocasión de la rodilla, producto de una lesión en un partido de fútbol.

El gobierno había informado el martes que la internación de Morales en una clínica era para un control rutinario.