Tensión en Crimea tras la muerte de un oficial ucraniano

  • Las autoridades aseguran que cinco militares ucranianos entraron en el cuartel donde habían servido antes de la incorporación de Crimea a Rusia.
  • "El conflicto surgió por motivos personales. Los rusos estaban armados y el oficial ucraniano, no", señalan.

El oficial ucraniano Stanislav Karáchevki murió al filo de la pasada madrugada tras recibir un disparo de un soldado ruso en un cuartel militar en el oeste de Crimea, según informó este lunes un portavoz del Ministerio de Interior de la península.

Las autoridades crimeas aseguran que cinco militares ucranianos entraron en el cuartel donde habían servido antes de la incorporación de Crimea a Rusia y se enfrentaron a soldados rusos, a los que incluso habían intentado quitar sus armas.

Según esta versión, "el militar ruso, que recibió varios golpes, disparó en defensa propia contra el mayor ucraniano Stanislav Karáchevki", explicó a los periodistas Andréi Vaselkov, jefe adjunto de la Dirección de Investigación de la república, que agregó que se ha abierto una causa penal por "asesinato" contra el soldado ruso.

El conflicto surgió por motivos personales El portal ucraniano Resistencia Informativa dio una versión opuesta a la ofrecida por Crimea al señalar que la víctima vivía en el cuartel a la espera de volver a Ucrania y al que los rusos habrían perseguido y disparado por un conflicto personal.

"El conflicto surgió por motivos personales. Los rusos estaban armados y el oficial ucraniano, no", señala la web ucraniana, creada recientemente para informar sobre la situación en la península, incorporada hace poco a Rusia. Según Resistencia Informativa, el fallecido "trató de huir para ocultarse en las viviendas del cuartel, pero fue alcanzado y disparado".

El coordinador del portal informativo, Dmitri Timchuk, precisó que la víctima era el mayor Stanislav Karáchevki, que había mantenido la lealtad a las Fuerzas Armadas de Ucrania y permanecía en el cuartel a la espera de ser evacuado a la parte continental de Ucrania.

Mientras, un portavoz del Ministerio de Interior crimeo aseguró que los militares ucranianos atacaron a la guardia de la unidad, contra cuya garita tiraron piedras, y entraron ilegalmente en el cuartel.

Expansión de la influencia rusa

Por otra parte, el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, denunció este lunes la preparación de una intervención rusa en el Este del país, sumido en disturbios entre las fuerzas prorrusas y la policía.

"Todos se dan cuenta de que está teniendo lugar un plan contra Ucrania, contra Donetsk, Lugansk y Járkov. Un plan de desestabilización (...) para que las tropas extranjeras (rusas) crucen la frontera y ocupen el territorio del país", dijo el jefe del Gabinete al abrir una sesión parlamentaria.

La policía ucraniana bloqueó este lunes todos los accesos a la ciudad de Lugansk, en el este rusoparlante de Ucrania, donde manifestantes prorrusos mantienen desde este domingo el control de la sede del Servicio de Seguridad de Ucrania (SSU, antiguo KGB).

Los asaltantes "han tomado la armería y se han hecho con armas", señala un comunicado del Ministerio de Interior de Ucrania, que denunció que la toma del edificio fue organizada por antiguos militares. Nueve personas, entre ellas una menor de 16 años, resultaron heridas en el asalto a la sede del SSU.

No es el único lugar donde los los manifestantes prorrusos intentan el boicot al gobierno de Kiev.

Un grupo de manifestantes atrincherados en la sede del Gobierno de la región ucraniana de Donetsk proclamaron este lunes la independencia de esa zona rusoparlante y convocaron la celebración de un referéndum de adhesión a Rusia para el próximo 11 de mayo.

Tras anunciar la creación de la llamada República Popular de Donetsk en los límites de esa región fronteriza con Rusia, los manifestantes solicitaron ayuda a Moscú "para resistir ante la junta de Kiev".