El huracán Fabio continuaba debilitándose el miércoles en el Pacífico lejos del litoral mexicano, mientras se adentraba en el mar sin representar una amenaza para tierra firme.

Fabio tenía vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora (90 millas por hora) para el miércoles por la tarde, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Su vórtice estaba a unos 1.340 kilómetros (830 millas) al oeste-suroeste del extremo sur de la península de Baja California y se movía con dirección oeste-noroeste a 24 kph (15 mph).

Los meteorólogos dijeron que se pronostica que el meteoro continúe perdiendo fuerza hasta que se debilite a tormenta tropical para el jueves y a un sistema de baja presión para el fin de semana.

En un momento dado, los meteorólogos habían pensado que Fabio se convertiría en un huracán de categoría 3 o superior.