Algo de la heroína que se vende en Los Ángeles pudiera estar contaminada con la bacteria que causa botulismo, lo que pone en severo peligro a quienes se inyectan la droga, dijeron las autoridades el martes.

El Departamento de Salud Pública del condado dijo que está investigando tres posibles casos de botulismo a causa del consumo de heroína.

Los síntomas de la enfermedad pueden ser confundidos con una sobredosis de droga e incluyen párpados pesados, visión borrosa y problemas para respirar.

Las autoridades advierten que las drogas contaminadas parecen iguales a las que no contienen la bacteria. Y que calentar la droga no mata la bacteria.

El botulismo, una enfermedad que puede resultar fatal, puede diseminarse entre quienes comparten jeringuillas.