Puerto Rico creó por primera vez un registro público de todas las personas halladas culpable de violencia doméstica en la isla.

El gobernador Ricardo Rosselló dijo el martes que la base de datos incluye los nombres y fotografías de los acusados. Dijo que la medida busca proteger e informar a la gente y reducir el número de casos de violencia doméstica.

Las autoridades dijeron que los convictos permanecerán en el registro durante siete años a partir de que comiencen a cumplir sus sentencias. El registro es publicado en el portal del Departamento de Justicia de Puerto Rico.

Más de 8.400 casos de violencia doméstica fueron reportados en la isla de 3,3 millones de habitantes el año pasado, comparado con más de 7.700 en el 2016.