Las autoridades irlandesas han prohibido regar jardines en la zona de Dublín, cuando un país famoso por el verdor de su paisaje sufre una inusual sequía.

Met Eireann, el servicio meteorológico, dijo que partes del país padecen sequía, según la definición de 15 días consecutivos sin lluvia. Las temperaturas llegaron a 32 grados Celsius en junio, apenas por debajo de la más alta registrada en la historia de Irlanda.

La prohibición de un mes de regar con mangueras comenzó el lunes en Dublín, y la empresa de aguas dijo que probablemente se extenderá a otras zonas, Rige una prohibición similar en Irlanda del Norte.

Gran Bretaña también padece una de las temporadas de clima cálido y soleado de los últimos años, pero la primavera húmeda significa que la mayor parte del Reino Unido no padece sequía.