El gobierno del presidente Donald Trump trata de atraer a compañías de motocicletas que quieran trasladarse a Estados Unidos tras el anuncio de Harley-Davidson de que moverá parte de su ensamblaje al extranjero, informó el martes el mandatario.

Harley-Davidson causó la ira de Trump la semana pasada cuando dijo que trasladará la producción de motocicletas vendidas en Europa a instalaciones fuera de Estados Unidos. La compañía mencionó que la decisión se debió a que Europa impuso aranceles en represalia por los aranceles decretados por el presidente a una serie de productos europeos.

Trump dijo el martes que los clientes de Harley-Davidson no están contentos con la decisión de la compañía basada en Milwaukee y señaló que las ventas de la empresa habían bajado 7% en 2017. Sin embargo, la disminución de ventas el año pasado no puede ser atribuida al anuncio de Harley-Davidson de la semana pasada.

Trump no nombró específicamente a ninguna compañía que pudiera trasladarse a Estados Unidos. La Casa Blanca no comentó de inmediato.