Casi 950 familias puertorriqueñas alojadas en hoteles de Estados Unidos luego del huracán María que devastó la isla el año pasado pueden permanecer allí hasta al menos el 23 de julio, dijo un juez.

Miles de puertorriqueños desplazados por el huracán en septiembre recibieron vales para alojamiento en hoteles que les dio el gobierno estadounidense. Estos vales vencieron el domingo pasado, lo que significa que los evacuados podrían haber sido desalojados.

El juez Timothy Hillman de la corte federal de Massachusetts otorgó la extensión de los vales el martes. Dijo que la orden que impedía su desalojo de los hoteles seguirá vigente hasta el 23 de julio a medianoche, lo que les permite permanecer allí hasta la hora de salida del día siguiente.

Los vales de vivienda temporal de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA) originalmente iban a caducar la medianoche del 30 de junio.

La decisión de Hillman prolonga una orden decretada por el juez Leo Sorokin el sábado.

FEMA dijo que cumplirá la orden y notificará a los hoteles, pero no hizo otras declaraciones.