Activistas de Greenpeace estrellaron un dron y un diminuto avión controlado por radio contra una planta nuclear francesa para resaltar la falta de seguridad alrededor de la instalación, dijo el grupo el martes.

El dron, que estaba decorado como un Superman en miniatura, se estrelló contra la torre en Bugey, a 30 kilómetros (20 millas) de la ciudad de Lyon, de acuerdo con un video del grupo ecologista.

Poco tiempo después, Greenpeace dio a conocer un video en el que muestra un diminuto avión teledirigido estrellándose contra la misma pared.

El grupo ambientalista dijo que los aparatos eran inocuos, pero mostraron la pobre seguridad nuclear en Francia, que usa energía atómica para generar 75% de su electricidad.

La semana pasada, 19 activistas de Greenpeace recibieron sentencias suspendidas por entrar a otra planta nuclear en noviembre del 2017.