El gobierno de Austria y los socios de gobierno de la canciller de Alemania, Angela Merkel, plantearon sus dudas el martes sobre un pacto para cerrar la crisis abierta en torno a la política migratoria. Viena dijo que está preparada para tomar medidas no especificadas para “proteger” su frontera sur si su vecino comienza a rechazar a migrantes.

El compromiso alcanzado el lunes en la noche para terminar con la disputa que amenazaba el gobierno de Merkel, su partido y su aliado conservador de bávaro pidieron "centros de tránsito" en la frontera con Austria.

La idea es que los migrantes que habían solicitado asilo en otro país de la Unión Europea sean devueltos allí desde esos centros en base a pactos, que todavía no se han cerrado, con ejecutivos comunitarios. Según el acuerdo, en los casos en que la nación en cuestión se niegue, los inmigrantes serían devueltos a la frontera "en base a un acuerdo" con Austria.

La Unión Demócrata Cristiana de Merkel y su aliada, la Unión Social Cristiana de Baviera, gobiernan Alemania en coalición con los socialdemócratas de centro izquierda, que aún no firmaron el texto.

La líder de los socialdemócratas, Andrea Nahles, señaló que el acuerdo contiene "cheques en blanco" y subrayó la necesidad de forjar alianzas con Austria o Italia, a donde llegan muchos de los refugiados y migrantes que luego entran a Alemania. La formación también está valorando sobre si aceptar los "centros de tránsito".

El gobierno austriaco, por su parte, pidió una aclaración rápida de la posición del ejecutivo germano y dijo que estaba preparado para todos los escenarios. El canciller, Sebastian Kurz, su vicecanciller y ministro de Interior apuntaron que el acuerdo para poner fin a la crisis en el gobierno germano sugiere que “Alemania quiere tomar medidas nacionales para atajar los flujos migratorios”, según reportó la agencia Austria Press.

Si esa pasa a ser la posición de Berlín, los dirigentes señalaron que Austria “está preparada, en particular, para tomar medidas para proteger nuestra frontera sur” con Italia y Eslovenia.