El lunes se llevó a cabo una audiencia en relación con la orden de un juez que busca evitar el desalojo de casi 1.700 puertorriqueños afectados por el huracán María y que ahora viven refugiados en hoteles en todo Estados Unidos. Estas personas podrían ser desalojadas debido a que ya expiraron los vales de vivienda temporal que les otorgó el gobierno federal.

Timothty Hillman, juez federal de distrito en Massachusetts, escuchó a representantes de los demandantes y abogados del gobierno el lunes en una audiencia telefónica.

Se espera una decisión para este mismo lunes. El juez federal de distrito Leo Sorokin, en Springfield, Massachusetts, otorgó la restricción temporal el sábado para que no fueran desalojados. La medida permite extender el tiempo de permanencia en los hoteles en donde se alojan los puertorriqueños hasta la medianoche del martes.

Sorokin dijo que los sobrevivientes del huracán que no tienen otro lugar a dónde ir.

Los puertorriqueños llegaron luego de que el huracán María devastara la isla estadounidense en septiembre, causando más de 100.000 millones de dólares en daños y dejando a cientos de miles de personas sin casa.

Los vales de vivienda temporal de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA) originalmente iban a caducar la medianoche del 30 de junio.