El capitán alemán de un barco privado que rescata migrantes en el Mediterráneo se declaró inocente el lunes de cargos de que ingresó ilegalmente y sin registro apropiado a aguas de Malta.

En la audiencia de imputación en La Valeta, los fiscales malteses le pidieron al juez que ordenara la confiscación del barco Lifeline.

Con la batida del nuevo gobierno populista italiano contra las embarcaciones privadas de rescate, Malta también ha adoptado una posición dura contra esos grupos. Las autoridades maltesas además han rechazado la insistencia de Roma de que permita desembarcar en puertos de la isla a los centenares de migrantes que rescatan los barcos.

El Lifeline rescató a 234 migrantes en aguas frente a Libia, en una de las más recientes operaciones para salvar a personas de las endebles embarcaciones usadas por los contrabandistas en el Mediterráneo.

La semana pasada, Malta le dio al barco puerto seguro, pero solamente luego que Italia y otros siete países acordaron aceptar a algunos de los migrantes.

"Nosotros hicimos lo apropiado”, dijo el capitán del Lifeline, Claus-Peter Reisch, tras la audiencia.

Reisch, de 57 años, fue acusado de usar el barco en aguas maltesas sin licencia o registro apropiados. El cargo incluye ingreso ilegal a aguas de Malta.

La corte le fijó una fianza de 10.000 euros y le ordenó al capitán que entregase su pasaporte y se reportase semanalmente a la policía.

Centenares de miles de inmigrantes han llegado a Italia en años recientes tras ser rescatados en alta mar y el nuevo gobierno busca prevenir que siga sucediendo. Roma se negó a permitir en atraque del Lifeline.

El abogado defensor Cedric Mifsud les dijo a reporteros que su defendido y el Lifeline parecían ser “chivos expiatorios” en la disputa entre los países de la Unión Europea sobre cómo lidiar con el flujo de migrantes a las costas sureñas del continente.

"Esperamos que este caso no sea un síntoma del actual clima en el Mediterráneo, donde los gobiernos están cerrando las fronteras de la UE y reprimiendo a organizaciones no gubernamentales de rescate por hacer lo que los gobiernos deberían estar haciendo”, dijo Mifsud.