La Unión Europea inició el lunes otro proceso legal contra Polonia por lo que considera fallas relacionadas a las leyes de la Corte Suprema del país, intensificando una confrontación que podría amenazar su derecho de voto y fondos en el bloque.

La decisión ocurre un día antes de que entre en efecto una ley que obligará el retiro anticipado de 27 de 72 jueces de la Corte Suprema.

La ley es la culminación de los esfuerzos del partido oficialista y populista Ley y Justicia para poner a todo el sistema de cortes bajo su control, plan que comenzó hace casi tres años. Líderes del partido alegan que están reformando un sistema corrupto e ineficiente en manos de un grupo de jueces que no rinden cuentas e insisten que sus cambios están en línea con los estándares europeos.

Pero los críticos lo ven como la medida más espectacular que el partido ha tomado para tomar control de las cortes, que da al partido oficialista el poder de llenar esos puestos con gente que le sea leal. Uno de los trabajos del tribunal es verificar los resultados de elecciones, y los directores dicen que la nueva ley es un serio revés para la democracia.

Al anunciar su proceso, la Comisión Europea, encargada de las políticas de ley de la UE, dijo que las medidas "socavan el principio de independencia judicial".

Dado que "del lado polaco no se tomaron pasos para revertirlos, hemos tomado la decisión de lanzar el proceso de injerencia como asunto urgente para defender la independencia del sistema judicial polaco", dijo el portavoz de la UE Margaritis Schinas.

Ahora Polonia tiene un mes para responder, pero si no revierte el curso, se podría tomar una medida que involucraría una demanda de la Comisión contra Polonia en la Corte de Justicia de la UE. Si Polonia perdiera ese juicio, enfrentaría fuertes multas.

Polonia ha insistido que la manera que organiza su sistema judicial es un asunto interno en el que la Unión no tiene injerencia. Pero funcionarios de la UE está en desacuerdo, diciendo que Polonia aceptó voluntariamente las regulaciones de la UE cuando se sumó al bloque, y eso incluye que las cortes deben de ser confiables como para ratificar las leyes y contratos comunitarios.

___

Monika Scislowska contribuyó a este despacho desde Varsovia.