La policía del oeste de India dijo el lunes que arrestó a 23 personas que participaron durante el fin de semana en el linchamiento de cinco hombres sospechosos de formar parte de bandas que secuestraban a niños, mientras los ataques letales de turbas alimentados por rumores difundidos por redes sociales, continúan en todo el país.

Los cinco fallecidos fueron golpeados hasta la muerte el domingo en una remota aldea montañosa en el estado de Maharashtra, explicó el policía M. Ramkumar.

Los residentes atacaron a los muertos cuando uno de ellos intentó hablar con un niño en un mercado semanal, apuntó el agente agregando que “la turba fue despiadada”.

La policía formó cinco equipos para capturar a los culpables y por el momento arrestaron a 23 de las 40 personas acusadas de participar en la turba, señaló Rajkumar.

Por el pueblo habían circulado durante días rumores difundidos a través de WhatsApp sobre una banda de secuestradores de niños que deambulaba por la zona, dijo el policía.

India ha registrado una serie de ataques de turbas en los últimos meses, incentivados por mensajes difundidos por redes sociales sobre la supuesta actividad de grupos que secuestraban a menores en pueblos y ciudades.

Pese a que las autoridades aclararon que los rumores no eran ciertos, los letales y brutales ataques, que suelen grabarse con celulares y se comparten en internet, se han extendido por la nación.

Al menos 20 personas perdieron la vida en incidentes de este tipo desde principios de mayo y decenas más resultaron heridas.