Algunos presidenciables demócratas piden “abolir ICE”

Varios dirigentes demócratas que están meditando si contenderán por la Casa Blanca en 2020 están lustrando sus blasones progresistas al exigir grandes cambios en las leyes de inmigración, y algunos...

Varios dirigentes demócratas que están meditando si contenderán por la Casa Blanca en 2020 están lustrando sus blasones progresistas al exigir grandes cambios en las leyes de inmigración, y algunos exigen la abolición de la fuerza de seguridad fronteriza más importante del gobierno federal. El presidente Donald Trump respondió por Twiitter el sábado que eso “¡nunca sucederá!”

La senadora demócrata neoyorquina Kirsten Gillibrand dijo que la Policía de Inmigración y Aduanas conocida por la sigla ICE “se ha convertido en una policía de deportación”. Es necesario “deshacerse de ella, volver a empezar, volver a imaginarla y crear algo que realmente funcione”, dijo en declaraciones a CNN el jueves por la noche.

La senadora Kamala Harris, de California, dijo algo parecido la semana pasada. El gobierno “tal vez” o “probablemente” debería “empezar de cero” a crear un organismo de seguridad para la inmigración, dijo a diversos medios.

El senador Bernie Sanders, de Vermont, quien contendió por la candidatura demócrata en 2016 y podría volver a intentarlo, no ha llegado tan lejos como sus colegas. Pero sí ha destacado que se opuso a la ley de 2002 que allanó el camino para la creación de ICE en reemplazo del antiguo Servicio de Inmigración y Naturalización después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Trump tuiteó el sábado desde Nueva Jersey que los demócratas “impulsan con fuerza la abolición de ICE, uno de los grupos policiales de hombres y mujeres más inteligentes, tenaces e intrépidos que yo haya conocido”. Mencionó la tarea de ICE contra las pandillas MS-13.

Exhortó a los agentes de ICE a “no preocuparse ni perder el ánimo”, y añadió: “Los demócratas de extrema izquierda quieren que ustedes se vayan. Después será toda la policía. Cero posibilidad, ¡nunca sucederá!”

ICE, una agencia del Departamento de Seguridad Nacional, es la encargada de aplicar cientos de leyes federales de inmigración. El debate sobre el futuro de la agencia resurgió después que la separación de más de 2.000 niños migrantes por el gobierno de Trump provocó indignación generalizada. Para el sábado se preveían marchas en todo el país en protesta por esa medida, luego anulada por Trump.

El problema de la inmigración ejerce sobre los demócratas presiones contrastantes. La retórica sobre ICE no ayudaría a los 10 senadores demócratas que aspiran a la reelección en estados ganados por Trump en 2016, donde priman las posiciones de derecha sobre el tema. Pero sí podría servir a los que quieren animar a la base del partido de cara a las primarias presidenciales de 2020.