Agentes reabren edificio del ICE en Oregon; hay 9 detenidos

Las autoridades reabrieron el jueves un edificio del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en Portland cuyo acceso estaba bloqueado por manifestantes y arrestaron a nueve personas.Los agentes...

Las autoridades reabrieron el jueves un edificio del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en Portland cuyo acceso estaba bloqueado por manifestantes y arrestaron a nueve personas.

Los agentes ingresaron al amanecer y lograron desbloquear la entrada al edificio del ICE _siglas en inglés de esa agencia_ que llevaba más de una semana cerrado, dijo Rob Sperling, vocero del Servicio Federal de Protección, responsable de resguardar los edificios federales.

Sperling dijo que el objetivo no era poner fin a la protesta, sino lograr que los empleados puedan ingresar al edificio la próxima semana. Los agentes establecieron una línea para delimitar la propiedad privada de la federal, y proporcionarán seguridad las 24 horas “durante algún tiempo”, indicó.

Siete manifestantes que bloqueaban la entrada fueron acusados de delitos menores por no apegarse a las instrucciones que recibieron de los agentes policiales, según la fiscalía de Oregon. Fueron liberados y deberán comparecer ante la corte el 7 de septiembre.

Otro manifestante recibió un cargo estatal por interferir con una oficina de paz, mientras que uno más fue liberado sin cargos.

Ben Dorfman, un manifestante que dormía en el campamento, le dijo a la Oregon Public Broadcasting que fue despertado a las 5:30 de la mañana cuando alguien lo alertó de la actividad policial.

“Creo que su prioridad ahora es sacarnos de la propiedad del ICE para que el edificio del ICE siga funcionando, que la gente entre y salga”, dijo Dorfman.

Los activistas que se manifiestan bajo el alias Ocupa ICE PDX _el código aeroportuario de Portland_ quieren abolir el ICE y poner fin a la política de tolerancia cero hacia los inmigrantes ilegales implementada por el gobierno del presidente Donald Trump.

La ocupación comenzó el 17 de junio y rápidamente creció de tamaño. Tres días después el edificio fue cerrado por motivos de seguridad. Los agentes ingresaron el lunes para asegurar equipo e información, y le advirtieron a los manifestantes que serían arrestados si no dejaban de bloquear la entrada.

El fiscal de Oregon, Billy Williams, dijo que su oficina está comprometida a proteger la libertad de expresión y de reunión con fines pacíficos.

“Sin embargo, cuando los individuos quebrantan la ley al impedirle a empleados y al público el acceso a un edificio federal, las agencias policiales federales responderán para restaurar las labores regulares”, advirtió.