UE avanza en nuevo plan para migración africana

Los líderes de la Unión Europea se comprometieron el jueves a avanzar en sus planes para recibir a los migrantes en el norte de África con base en su aptitud para el asilo, en un intento desesperado...

Los líderes de la Unión Europea se comprometieron el jueves a avanzar en sus planes para recibir a los migrantes en el norte de África con base en su aptitud para el asilo, en un intento desesperado por disuadirlos de embarcarse hacia el continente y apuntalar la unidad de la UE.

Tomando como base un acuerdo con Turquía que entregó a ese país la responsabilidad de reforzar las fronteras de Europa a cambio de miles de millones de euros en ayuda para los refugiados, los jefes de estado o gobierno quieren crear "plataformas regionales de desembarco" en África.

Es un emprendimiento costoso que refleja el temor europeo por la migración, que amenaza con convertirse en una crisis política a pesar de que el número de personas que han llegado a las costas del continente se ha reducido este año.

La disputa en torno a la migración se profundizó desde que un gobierno anti-UE con una fuerte tendencia antiinmigrante asumió en Italia semanas atrás. La coalición de la canciller alemana Angela Merkel también está alborotada por su política de recibir refugiados que huyen de los conflictos.

Se conocen pocos detalles sobre las nuevas "plataformas", pero el plan consiste en erigir un muro virtual en el norte de África al ubicar a la gente que intenta ir a Europa en centros en países como Argelia, Egipto, Libia, Marruecos, Níger y Túnez. La UE intentaría tentarlos con fondos para que se plieguen al plan, aunque ninguno ha demostrado interés hasta el momento.

El director de migración y vigilancia fronteriza de Marruecos, Khalid Zerouali, dijo a The Associated Press que al reino no le interesa tener un centro para la filtración de migrantes porque "ésa no es la solución".

Los migrantes suelen partir de Marruecos hacia España. En lo que va del año, han detenido a unos 25.000, dijo Zerouali. España ha visto una ola creciente de migrantes por mar.

La falta de entusiasmo en África no desalienta a los jefes de la UE. El titular del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien preside una cumbre de dos días en Bruselas, dijo que asociarse con países de afuera de la UE es la mejor solución.

"La alternativa a esta solución sería el cierre caótico de las fronteras, incluso dentro de la UE y los conflictos crecientes entre los estados miembros", dijo Tusk. "Algunos pensarán que mis propuestas sobre migración son demasiado duras, pero créanme: si no las aceptamos, se verán propuestas realmente duras de algunos tipos realmente duros".

Uno de ellos es el primer ministro húngaro Viktor Orban, quien apostó tropas y erigió alambradas de púas en su frontera.

"Hay que detener la invasión y detener la invasión significa tener una frontera fuerte", dijo Orban a la prensa.

El agravamiento de las tensiones se produce a pesar de la disminución del número de migrantes que llegan a Europa.

La Organización Internacional de Migración calcula que unas 80.000 personas llegarán a Europa por mar este año, la mitad que en 2017.

Pero los partidos antiinmigrantes han registrado grandes avances, últimamente en Italia, que junto con Grecia y España están entre los destinos preferidos para los africanos que buscan una vida mejor.