Vicepresidente de EEUU inicia visita oficial a Ecuador

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, inició el miércoles una visita oficial de menos de 24 horas a Ecuador mientras un grupo de senadores demócratas suscribió una carta para que presione...

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, inició el miércoles una visita oficial de menos de 24 horas a Ecuador mientras un grupo de senadores demócratas suscribió una carta para que presione al gobierno de Lenín Moreno sobre el asilo al fundador de Wikileaks, Julian Assange, refugiado desde hace seis años en la embajada ecuatoriana en Londres.

Pence llegó a la capital ecuatoriana al final de la tarde, donde fue recibido por el canciller ecuatoriano José Valencia, quien poco antes del arribo del visitante, dijo que en la agenda bilateral “seguramente el tema de Venezuela será tratado; no puedo anticipar en qué medida o de qué forma” así como aspectos comerciales y de cooperación en seguridad.

El primer encuentro con Moreno está previsto para la noche, cuando acuda a una cena ofrecida en el palacio de Carondelet, sede el gobierno ecuatoriano, en pleno centro colonial, que evidencia un fuerte cordón de seguridad.

El gobierno del presidente Donald Trump busca aislar aún más al gobierno del venezolano Nicolás Maduro, quien fue reelegido el mes pasado en comicios calificados de ilegítimos por Washington y otros gobiernos. El mandatario ha pedido a países de la región que aumenten la presión sobre ese régimen.

Poco antes de la llegada de Pence a Ecuador, diez demócratas --entre ellos Robert Menendez-- dijeron en una misiva a la que tuvo acceso The Associated Press que están “extremadamente preocupados” por la protección que Assange recibe de Ecuador. El documento añade que es “imperativo que (Pence) eleve las preocupaciones de Estados Unidos con el presidente Moreno sobre el continuo apoyo de Ecuador a Assange en un momento en que WikiLeaks continúa sus esfuerzos para socavar los procesos democráticos a nivel mundial”.

Los senadores dicen que la información pirateada por Wikileaks influyó en las elecciones presidenciales estadounidenses y continúa socavando la democracia en todo el mundo. También expusieron que les preocupaba que Pence pareciera no haber levantado el asilo de Assange en una conversación telefónica anterior que tuvo con el presidente Moreno.

Pence llegó procedente de Brasil para reunirse con Moreno y se espera que se concentre en el comercio y la crisis de Venezuela.

Assange se asiló en la embajada ecuatoriana en Londres en junio de 2012 para evadir una eventual extradición a Suecia acusado de delitos sexuales. Con el paso de los años, Suecia desestimó los cargos, pero la justicia británica negó dos veces en febrero pedidos de Assange solicitando libertad debido a que la justicia consideró que incumplió las condiciones de la libertad bajo fianza.

La presencia del australiano en esa misión diplomática ha generado tensiones a Ecuador por la permanente actividad y declaraciones de Assange acerca de política internacional y temas delicados de terceros países.

Tras publicar mensajes contra Alemania y en defensa del separatismo catalán, contradiciendo un expreso pedido de las autoridades de evitar pronunciamientos públicos, Ecuador retiró a Assange todo acceso a internet.

Tanto el gobierno ecuatoriano como el australiano temen que si sale de la embajada pueda ser objeto de una eventual extradición a Estados Unidos, donde podría ser procesado por filtrar miles de cables secretos diplomáticos y militares.

Ecuador concedió la ciudadanía ecuatoriana a Assange en diciembre como parte de un esfuerzo para hacerle miembro de su equipo diplomático, lo que le garantizaría ciertos derechos como la inmunidad legal. Sin embargo, Gran Bretaña rechazó el pedido de entregarle estatus diplomático en el país.