Expresidente haitiano Henri Namphy muere en Dominicana

El expresidente haitiano Henri Namphy, quien encabezó el gobierno tras la caída del dictador Jean Claude Duvalier en 1986 y luego mediante un golpe de Estado en 1988, murió en República Dominicana a...

El expresidente haitiano Henri Namphy, quien encabezó el gobierno tras la caída del dictador Jean Claude Duvalier en 1986 y luego mediante un golpe de Estado en 1988, murió en República Dominicana a los 85 años. Padecía cáncer de pulmón.

“En nombre del pueblo haitiano y en el mío propio envío mis sentidas condolencias a los miembros de su familia”, escribió el miércoles el presidente haitiano Jovenel Moïse en su cuenta en Twitter.

Destacó que Namphy falleció el martes después “de una larga enfermedad que soportó valientemente”.

El expresidente y exjefe del ejército haitiano falleció en su residencia en la zona montañosa de Jarabacoa, 150 kilómetros al noroeste de Santo Domingo, y sus restos serán sepultados el lunes en un cementerio de la capital dominicana donde fue inhumada en 2004 su esposa, informó su hija Melissa al vespertino El Nacional.

Namphy, un teniente general nacido en el norteño Cabo Haitiano el 2 de noviembre de 1932, fue uno de los protagonistas de la política de Haití a lo largo de los convulsos años ochenta, cuando tras el fin de la dictadura de la familia Duvalier el país más pobre de América entró en un periodo de inestabilidad, violencia, una sucesión de golpes de Estado y la profundización de su crisis económica.

El teniente general encabezó el Consejo Nacional de Gobierno formado por dos civiles y tres militares que tomó el poder tras la salida forzada del dictador Francois Duvalier en medio de una ola de protestas, carestía de productos, represión y una severa crisis económica.

Duvalier, conocido como “Baby Doc”, gobernaba en calidad de “presidente vitalicio” desde los 19 años tras la muerte de su padre, Francois Duvalier, en 1971.

La salida de “Baby Doc”, exiliado con su familia en Francia, significó el fin de la dictadora de los Duvalier, que gobernaron de manera despótica desde 1957.

Durante el periodo de Namphy como presidente del Consejo Nacional de Gobierno fue promulgada en 1987 la constitución que sigue vigente y se organizaron las primeras elecciones democráticas en décadas, que ganó Leslie Manigat en enero de 1988 en medio de alegatos de fraude.

Pero cuatro meses después de la juramentación de Manigat como presidente y tras ser destituido como jefe del ejército, Namphy encabezó en junio de 1988 un golpe militar para recuperar el poder, en el que se mantuvo hasta que fue depuesto en septiembre de ese mismo año.

Tras ser depuesto Namphy se exilió en la vecina República Dominicana y nunca volvió a residir en Haití.

En una inédita entrevista publicada el 18 de julio de 2017 por el rotativo dominicano Listín Diario, Namphy aseguró que no apoyó la constitución de 1987 por considerar que el establecimiento de un presidente como jefe del Ejecutivo de forma paralela a un primer ministro como cabeza de la administración creaba “un gobierno de dos cabezas” que no se adecuaba a las necesidades de Haití.

“No se aprobó una constitución para Haití sino un traje hecho contra los duvalieristas”, indicó el ex gobernante en aquella entrevista desde su casa en Jarabacoa, donde residió de manera discreta y sin participar en ninguna actividad política durante sus últimos años.

También estimó que el mayor problema de Haití es la falta de educación y sostuvo que los gobiernos se habían ocupado poco por resolverlo.