La policía estatal ha detenido y desarmado a toda la fuerza policial de un pueblo en el occidente de México donde un candidato a la alcaldía fue asesinado la semana pasada.

Un video de agentes uniformados golpeándose mientras se escuchan disparos fue transmitido por un medio local.

“Todos los elementos de la Policía Municipal de Ocampo fueron requeridos para una investigación interna como parte de los controles acerca del actuar policial”, informó la policía de Michoacán.

El departamento de la policía estatal no relacionó directamente las detenciones con el asesinato del jueves de Fernando Ángeles Juárez, candidato a la presidencia municipal del partido de izquierda de la Revolución Democrática, estableció en su cuenta de Twitter el departamento de la policía estatal.

En 2010, el alcalde del pueblo de Santiago, en el estado norteño de Nuevo León, fue asesinado a manos de su propia policía en represalia a sus intentos de despedir a los agentes corruptos.