Manifestantes enfurecidos por el estado de la economía iraní chocaron el lunes con la policía frente al Parlamento y las fuerzas de seguridad les dispararon gas lacrimógeno, según videos que circularon en redes sociales, el primer enfrentamiento de este tipo después de manifestaciones similares que sacudieron al país a principios de año.

La manifestación improvisada ocurrió un día después de que protestas similares en Teherán obligaran al cierre de dos importantes centros comerciales de teléfonos celulares y otros productos electrónicos. Momentos antes ocurrió lo mismo tras manifestaciones frente al antiguo Gran Bazar de Teherán.

Las protestas indican un malestar generalizado tras la decisión del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear de Teherán con las potencias mundiales a fin de restablecer las sanciones contra el país.

No quedó claro de momento quiénes dirigieron las protestas. Las agencias de noticias semioficiales de Irán, Fars, ISNA y Tasnim, describieron que las protestas frente al Gran Bazar comenzaron después de que el rial iraní se devaluó a 90.000 por dólar en el mercado negro del país, a pesar de los intentos del gobierno por controlar el tipo de cambio.

Los videos publicados en los medios sociales mostraron a manifestantes en el bazar acosando a los comerciantes que se negaban a cerrar sus negocios, gritándoles en farsi: "¡Cobarde!".

Poco tiempo después, a unos 2 kilómetros (1,25 millas) del Gran Bazar, los videos compartidos por los iraníes en las redes sociales parecían mostrar una multitud que se enfrentaba a la policía frente al Parlamento. Los videos mostraban gas lacrimógeno flotando en el aire y a manifestantes gritando: "¡Nos atacaron con gas lacrimógeno!". Se escucha a otro hombre gritando: "¡Regresa!".

Otros videos parecían mostrar a la policía cargando contra la multitud.

Los medios estatales en Irán no informaron inmediatamente sobre la manifestación del Gran Bazar. Solo Fars informó sobre la protesta del Parlamento, pero dijo que en ella los comerciantes pidieron a los legisladores que "detuvieran el aumento de los precios".