Un exdiplomático del Vaticano que está en juicio por posesión de una gran cantidad de pornografía infantil, se ha declarado culpable durante la primera audiencia de un juicio exprés al interior del Vaticano.

Monseñor Carlo Capella reconoció el viernes ante la corte “actos compulsivos de búsquedas por internet inapropiadas”, y dijo que era debido a una crisis personal como consecuencia de su transferencia a Washington.

Capella fue retirado de Washington el año pasado durante la investigación de las acusaciones en Estados Unidos, Canadá y el Vaticano. La policía de Windsor, Ontario, dijo que Capella supuestamente descargó pornografía infantil de una red social mientras visitaba un lugar de oración durante las vacaciones de navidad de 2016. La policía de Windsor lo acusó de acceder, poseer y distribuir pornografía infantil.

El juicio continuará el sábado, cuando es probable que se dicte un veredicto y la sentencia.