La BBC informó el jueves que antiguos colaboradores de Médicos Sin Fronteras acusaron a la organización de contratar a prostitutas y de intercambiar medicina por sexo mientras trabajaban en África.

Una mujer que habló a condición de guardar el anonimato dijo a la cadena británica que se contrataban “descaradamente” a trabajadoras sexuales, mientras que otra dijo que un colega presumió haber tenido relaciones sexuales en Liberia a cambio de unas medicinas.

En tiempos recientes varias organizaciones internacionales de ayuda, incluyendo agencias de la ONU, se han visto sacudidas por acusaciones de conducta sexual abusiva.

Médicos Sin Fronteras dijo el jueves que no ha podido confirmar las acusaciones difundidas por la BBC debido a que no hay más detalles. Agregó en un comunicado que “sabemos que MSF no es inmune a estos temas y tomamos muy seriamente cualquier reporte”.