Jean-Marie Le Pen, veterano dirigente de la ultraderecha francesa que fue desplazado de la conducción debido a sus declaraciones antisemitas, cumplió 90 años el miércoles mientras se encuentra en el hospital donde ingresó hace más de una semana.

La visita de su hija Marine Le Pen en el Día del Padre suscitó interrogantes sobre su salud.

Marine Le Pen ha tratado a su padre con frialdad desde que lo expulsó del Frente Nacional en 2015, lo despojó de su título de presidente vitalicio honorario y cambió el nombre del partido por el de Manifestación Nacional.

Su colaboradora, Lorrain de Saint Affrique, dijo que Le Pen planea festejar el 30 de junio con cientos de invitados.