La fabricante de automóviles Audi nombró a su gerente de ventas Abraham 'Bram' Schot como su director general interino, tras el arresto de Rupert Stadler en medio de una investigación sobre manipulación de los mecanismos antiemisiones.

Audi, una filial de Volkswagen, informó el martes en un comunicado que había cumplido con el pedido de Stadler de separarlo del cargo temporalmente.

Las autoridades alemanas ordenaron el arresto de Stadler el lunes ante temores de que intentara evadir la justicia. Una semana antes, agentes policiales habían allanado su vivienda en busca de documentos incriminatorios.

La investigación sobre Audi ocurre poco después del escándalo que ha estremecido a Volkswagen desde el 2015 y que ha llevado al pago de millonarias multas, al arresto de ejecutivos y a un proceso judicial en Estados Unidos contra su anterior director general.

Schot ha sido miembro de la junta directiva de Audi desde septiembre.