Funcionarios: aumenta lucha por aeropuerto de Hodeida, Yemen

Los combates en el exterior del aeropuerto de Hodeida, una ciudad clave en Yemen, se endurecieron el martes, enfrentando a miles de combatientes progubernamentales, respaldados por una coalición...

Los combates en el exterior del aeropuerto de Hodeida, una ciudad clave en Yemen, se endurecieron el martes, enfrentando a miles de combatientes progubernamentales, respaldados por una coalición liderada por Arabia Saudí, con los rebeldes chiíes, conocidos como hutíes y que tienen el apoyo de Irán, dijeron funcionarios militares yemeníes.

Las brigadas Amaleqa, patrocinadas por Emiratos Árabes Unidos, han estado intentando entrar a las partes sur y occidental del aeropuerto respaldadas por la cobertura aérea y bombardeos navales de la coalición saudí, agregaron.

Sin embargo, las minas antipersona y los francotiradores hutíes están obstaculizando los esfuerzos para devolver al aeropuerto pase a manos del gobierno, apuntaron oficiales, que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a reporteros, y testigos, que no quisieron ser identificados por temor a represalias.

Según los testigos, buques y aviones de guerra de la coalición saudí han estado atacando sin descanso el aeropuerto y la parte oriental de Hodeida desde el lunes en la noche con el objetivo de cortar la principal carretera hacia la provincia, Saná,

Las fuerzas gubernamentales llevan días intentado tomar la carretera Kilo 16 para cercar a los hutíes en el interior de la ciudad y en la costa occidental e impedir el acceso de suministros procedentes de Saná.

Mohammed al-Bukaiti, un alto cargo suní, confirmó los intensos combates al sur del aeródromo. "Las batallas se agravan al sur del aeropuerto bajo una cobertura aérea sin precedentes”, escribió el martes en Facebook.

La coalición saudí, que respalda al ejecutivo yemení en el exilio, lanzó su ofensiva sobre la ciudad del Mar Rojo el pasado miércoles. Hodeida es el principal punto de entrada de alimentos en Yemen, que ya está al borde de la hambruna. Fuerzas emiratíes comandan una ofensiva terrestre mixta con sus propias tropas, milicianos irregulares y soldados progubernamentales. Arabia Saudí proporciona apoyo aéreo, y la información sobre los objetivos y el repostaje depende de Estados Unidos.

Los hutíes tomaron el control de Saná en septiembre de 2014 y más tarde avanzaron hacia el sur hasta la ciudad portuaria de Aden. La coalición saudí entró en el conflicto en marzo de 2015 y recibió críticas por una campaña de bombardeos aéreos que mataron a civiles y destruyeron hospitales y mercados.

Los hutíes, por su parte, plantaron minas que mataron e hirieron a civiles, atacaron a minorías religiosas y encarcelaron a opositores.