Argentina realiza nueva reforma del gabinete económico

El gobierno argentino anunció nuevos encargados para los ministerios de producción y energía, en un nuevo cambio del gabinete de Mauricio Macri poco después de un acuerdo con el FMI para recibir un...

El gobierno argentino anunció nuevos encargados para los ministerios de producción y energía, en un nuevo cambio del gabinete de Mauricio Macri poco después de un acuerdo con el FMI para recibir un préstamo de 50.000 millones de dólares, tras una pronunciada crisis cambiaria que afectó a la divisa argentina.

Dante Sica asumirá como ministro de Producción en reemplazo de Francisco Cabrera y Javier Iguacel será titular del Ministerio de Energía, anunció la presidencia.

Cabrera pasará a ser presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) y asesor del presidente Macri. Además, la secretaría de Minería pasará a depender del Ministerio de Producción, anunció presidencia en un escueto comunicado.

Sica es licenciado en Economía y Contador y experto en industria y comercio exterior. Por su parte Iguacel es ingeniero y conducía hasta ahora la Dirección Nacional de Viabilidad.

Aranguren era uno de los ministros cuya imagen había sufrido un mayor desgaste ante la ciudadanía al representar las polémicas subidas de las tarifas de luz, gas y agua que han generado protestas y rechazo en las calles. Sin embargo, Macri lo había mantenido y apoyado incondicionalmente en el gobierno y se resistió en el pasado a asumir su renuncia, lo que lleva a muchos a plantearse el por qué de este cambio ahora.

El ministro había sido la cara visible del gobierno en las reuniones de ministros de Energía del G20 en Bariloche que se mantuvieron hasta esta semana, el viernes, y poco antes de ser cesado se reunía informalmente con el ministro de Energía de Donald Trump, Rick Perry.

Cabrera por su parte afirmó que "será un honor también seguir acompañando al Presidente Macri desde nuevas funciones en la Casa Rosada, apoyando desde un nuevo lugar este camino de cambio que nos permitirá construir un futuro de crecimiento sostenido de la Argentina", escribió en la red social.

Los cambios se producen la misma semana que el ministro de Finanzas Luis Caputo asumió como presidente del Banco Central, tras la renuncia de Federico Sturzenegger, en un movimiento dirigido a generar confianza en los mercados luego de la fuerte depreciación del peso argentino en los últimos días. La divisa alcanzó el máximo histórico de 28,20 pesos la unidad esta semana.

La cartera de Finanzas que dirigía Caputo fue absorbida por la de Hacienda.

Los nuevos cambios del gabinete económico estarían destinados a restablecer la confianza y buscarían fortalecer el cumplimiento de los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional.

El FMI y las autoridades argentinas acordaron el 7 de junio un préstamo "stand-by" excepcional de 36 meses de plazo por 50.000 millones de dólares luego de que el país fuera sacudido en mayo por una crisis cambiaria durante la cual el peso sufrió una devaluación de más de 20% que obligó al Banco Central a vender miles de millones de dólares de reservas.

La divisa estadounidense acumuló un alza de 50% en lo que va del año.

La oposición reaccionó a los cambios afirmando que "son claros síntomas del deterioro de la gestión de gobierno de Mauricio Macri", tuiteo el diputado Agustín Rossi, jefe del bloque del Frente de la Victoria en el Congreso.

"No es una cuestión de nombres. El problema es la política económica. Macri apela al gatopardismo: cambiar algo, para que no cambie nada", afirmó.