La coalición saudí toma el aeropuerto de Hodeida, Yemen

Las fuerzas bajo liderazgo saudí que lideran el ataque al puerto yemení de Hodeida, controlado por rebeldes, tomaron el sábado su aeropuerto internacional, según oficiales leales al gobierno yemení...

Las fuerzas bajo liderazgo saudí que lideran el ataque al puerto yemení de Hodeida, controlado por rebeldes, tomaron el sábado su aeropuerto internacional, según oficiales leales al gobierno yemení en el exilio, mientras continuaban los encarnizados combates por el principal puerto de entrada de alimentos del país.

Varios ingenieros trabajaban desde la mañana para despejar minas de zonas en torno al aeropuerto, situado al sur de la ciudad, según militares del gobierno yemení en el exilio. Hodeida, de unos 600.000 habitantes, se encuentra en la costa del Mar Rojo.

“Las fuerzas armadas respaldadas por la coalición árabe han liberado el aeropuerto internacional de al-Hodeida de las milicias hutíes y los equipos de ingenieros han empezado a limpiar el aeropuerto y sus alrededores de minas y bombas”, indicó el Ejército en su cuenta oficial de Twitter.

Otros funcionarios del gobierno y testigos dijeron más tarde que las fuerzas de la coalición no habían controlado por completo el recinto, y que aún había combates ante las puertas del aeropuerto.

Sadek Dawad, vocero de la Guardia Republicana leal al gobierno yemení, dijo que las fuerzas del gobierno se habían abierto paso hasta el terreno del aeropuerto.

“Las operaciones militares para liderar la ciudad de Hodeida no se detendrán hasta que aseguremos la ciudad y su estratégico puerto y eso no llevará demasiado tiempo”, dijo a The Associated Press.

Los rebeldes yemeníes conocidos como hutíes, que controlan la capital del país, Saná, no reconocieron públicamente la pérdida del aeropuerto en un primer momento.

Sin embargo, el canal noticioso por satélite Al Masirah, gestionado por hutíes, emitió imágenes de un camión quemado, cadáveres de milicianos y un vehículo blindado emiratí dañado, indicando que se habían grabado cerca de Hodeida. En el video, combatientes rebeldes aliados con Irán destruían con sus rifles un archivador con documentos militares tomado del vehículo antes de corear su lema: “¡Muerte a Estados Unidos, muerte a Israel, malditos los judíos, victoria al islam!”.

Fuerzas de las brigadas Amaleqa, respaldadas por Emiratos Árabes Unidos y con apoyo aéreo de la coalición saudí, avanzaban hacia el este de la provincia de Hodeida en un intento de cortar la carretera principal que conecta la ciudad con Saná, según funcionarios yemeníes y testigos.

Si las fuerzas del gobierno controlan la carretera atraparán a los rebeldes en Hodeida y la costa occidental y les cortarán las rutas de suministro. Se espera que en ese caso los rebeldes se vieran sin más opción que dirigirse a la provincia norteña de Hajjah.

Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizar a los medios, y los testigos por miedo a represalias.

Entre tanto, el enviado especial de Naciones Unidas, Martin Griffiths, llegó a Saná en un esfuerzo de negociar un alto el fuego.

La coalición saudí comenzó el miércoles su ataque sobre Hodeida, que es la principal vía de acceso para la comida en un país que ya está al borde de la hambruna. Fuerzas emiratíes lideran un contingente de fuerzas de tierra que combina sus propias tropas, milicianos no uniformados y soldados que respaldan al gobierno exiliado de Yemen. Arabia Saudí proporciona apoyo aéreo a la ofensiva.

Grupos humanitarios y Naciones Unidas expresaron su preocupación por la ofensiva, temiendo que una larga batalla fuerce el cierre del puerto en un momento en el que interrumpir las entregas de ayuda podría sumir a millones de personas en la hambruna. En torno al 70% de la comida en Yemen llega por ese puerto, así como la mayor parte de la ayuda humanitaria y los suministros de combustible. En torno a dos tercios de los 27 millones de habitantes del país dependen de la ayuda y 8,4 millones ya corren peligro de morir de hambre.

Por su parte, la coalición que lidera Arabia Saudí dijo que no tenía más opción que lanzar la ofensiva porque el puerto proporcionaba millones de dólares a los hutíes gracias a los controles aduaneros. También acusa a los hutíes de utilizar el puerto para introducir armas de contrabando, algo que un comité de expertos de la ONU describió en enero como “improbable”.

La ONU y países occidentales dicen que Irán ha proporcionado armas a los hutíes, desde rifles de asalto a misiles balísticos que se han disparado hacia territorio saudí, incluida la capital, Riad.

La coalición ha bloqueado la mayoría de los puertos y permite la entrega de mercancías a Hodeida en coordinación con la ONU. La campaña de bombardeos y los combates han interrumpido otras líneas de suministro, provocando una crisis económica en la que solo unos pocos pueden pagar la comida

___

Los periodistas de Associated Press Maggie Michael y Samy Magdy en El Cairo contribuyeron este despacho.