Familiares de las víctimas del vuelo MH370 protestan ante la embajada de Malasia en Pekín

  • Tildan al Gobierno malasio y a la aerolínea de "ejecutores".
  • Además, han acusado a las autoridades, a la compañía y al Ejército "de intentar constantemente retrasar y ocultar la verdad".
  • La compañía aérea comunicó a los familiares que todas las personas que viajaban en el avión están muertas, sin que se hayan localizado aún los restos.

Alrededor de 300 familiares y amigos de los pasajeros del vuelo de Malaysia Airlines que desapareció el pasado 8 de marzo realizaron este martes una marcha hacia la embajada malasia en Pekín para protestar contra las autoridades de Kuala Lumpur, según ha informado la cadena de televisión estadounidense CNN, después de que éstas anunciaran que el avión cayó al mar y que no hay supervivientes.

Los familiares y amigos de los pasajeros han estado hospedados en el hotel Lido, cerca del aeropuerto internacional de Pekín, desde la desaparición del vuelo MH370.

Poco antes, habían leído un comunicado en el que describieron al Gobierno malasio y a su aerolínea estatal como "ejecutores" y en el que acusaron a las autoridades, a la compañía y al Ejército "de intentar constantemente retrasar y ocultar la verdad".

El Gobierno y el Ejército malasio serán los ejecutores reales responsables de su muerte "Ha sido un intento de engañar a las familias de los pasajeros y un intento de engañar al mundo", han sostenido, antes de recalcar que harán "todo lo posible" para que el Gobierno, el Ejército y Malaysia Airlines "purguen su imperdonable culpa".

"Estos actos despreciables no sólo han engañado y destrozado física y mentalmente a las familias de los 154 pasajeros chinos, sino que también han confundido y retrasado las operaciones de rescate, han supuesto un desperdicio de potencial humano y recursos materiales, y han supuesto una pérdida de tiempo en el rescate", han añadido.

"Si nuestros 154 seres queridos hubieran perdido sus valiosas vidas a bordo de ese avión a causa de esto, Malaysia Airlines, el Gobierno y el Ejército malasio serán los ejecutores reales responsables de su muerte", han remachado.

Sin supervivientes

El lunes, la compañía aérea comunicó a los familiares de los pasajeros del vuelo MH370 que todas las personas que viajaban a bordo del Boeing 777-200 ER están muertas, sin que se hayan localizado aún los restos.

En un mensaje de texto SMS, la compañía comunicó a los familiares que "lamenta profundamente" que tengan que asumir "más allá de toda duda razonable que el MH370 se ha perdido y que ninguno de los que estaban a bordo ha sobrevivido".

"Como escucharán decir en las próximas horas al primer ministro de Malasia, todos debemos ahora aceptar que todas las pruebas sugieren que el avión se cayó en la zona sur del océano Índico", afirmó la compañía aérea.

Poco después, el primer ministro malasio, Najib Razak, aseguró que los familiares de las 239 personas que viajaban a bordo del avión deben asumir que la aeronave "terminó" en la zona sur del océano Índico.

Tras 17 días y basados en las evidencias, tenemos que aceptar la dolorosa realidad "Con una profunda tristeza y pesar, debo informarles de que, de acuerdo con los nuevos datos, el vuelo MH370 terminó en la zona sur del océano Índico", afirmó el jefe del Gobierno malasio, en su comparecencia, anunciada con pocos minutos de antelación y televisada en directo.

En una breve comparecencia sin preguntas ante la prensa en Kuala Lumpur, Razak indicó que los registros de los satélites de Inmarsat y del Departamento de Investigación de Accidentes Aéreos (AAIB) demuestran que la "última posición" estaba "en medio del océano Índico", al oeste de Perth (Australia), en una "localización remota", lo que descarta que la aeronave hubiera podido aterrizar.

"Tras 17 días y basados en las evidencias, tenemos que aceptar la dolorosa realidad de la pérdida del vuelo MH370 y que no hay supervivientes", afirmó Nor Yusof, director de la compañía aérea, en rueda de prensa en Kuala Lumpur.

"Este ha sido un evento sin precedentes, seguido de una respuesta sin precedentes (...) continuaremos la búsqueda y las investigaciones hasta dar con el avión", indicó el director, al remarcar "el gran reto" que supone recuperar los restos de la aeronave que presuntamente se estrelló en una remota zona del océano Índico. "El proceso de recuperación del MH370 será muy complejo", apuntó Ahmad desde la capital malasia.

China quiere toda la información

En respuesta, el Gobierno chino ha pedido a Malasia que aporte toda la información y las pruebas que tiene de que el avión de Malaysia Airlines desaparecido cayó al océano Índico. "China ya ha sido informada por Malasia de este anuncio y estamos prestando mucha atención", ha indicado el Ministerio de Exteriores chino en un comunicado.

"China ya ha pedido a Malasia que aporte toda la información y pruebas sobre cómo ha llegado a esta conclusión", ha añadido, precisando que Pekín espera que los esfuerzos de búsqueda continúen.

En el avión viajaban 153 chinos, 50 malasios (12 forman la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que embarcaron con pasaportes robados a un italiano y un austríaco.