Jordania: nuevas protestas tras renuncia de primer ministro

Las protestas antigubernamentales en Jordania se reanudaron el lunes en la noche pese a la renuncia del primer ministro de que lideró los esfuerzos para decretar impopulares medidas de austeridad. El...

Las protestas antigubernamentales en Jordania se reanudaron el lunes en la noche pese a la renuncia del primer ministro de que lideró los esfuerzos para decretar impopulares medidas de austeridad. El rey nombró más tarde como nuevo primer ministro a Omar Razzaz, considerado como un reformista y exdirectivo del Banco Mundial.

Varios miles de personas marcharon hacia la oficina del primer ministro saliente, Hani Mulki, en una protesta que se extendió hasta la madrugada del martes, exigiendo al gobierno que abandone la propuesta de subida de impuestos que según los expertos afecta en su mayoría a los pobres y a la clase media.

La policía antimotines se enfrentó con algunos de los manifestantes al intentar impedir que se acercasen al edificio, pero la quinta protesta callejera en otros tantos días fue en su mayoría pacífica.

Mulki renunció el lunes mientras el rey Abdulá II intentaba hacer frente a las mayores protestas registradas en el reino en años. Razzaz servía como ministro de educación en el gobierno de Mulki.

El monarca tiene la última decisión sobre cuestiones políticas y no estaba claro hasta qué punto recibiría Razzaz un mandato reformista.

Los organizadores de las protestas dicen que quieren cambios reales, incluyendo la retirada del proyecto de ley fiscal, y que los cambios de nombres en el gobierno son irrelevantes si no están acompañados de reformas fundamentales.

En la marcha del lunes por la noche, algunos asistentes corearon "No a Mulki, no a Razzaz".

Una organización que agrupa a más de una docena de sindicatos y asociaciones profesionales dijo que seguirá adelante con la huelga de un día prevista para el miércoles, mientras que otras uniones sindicales señalaron que suspenderían las protestas para darle al país la oportunidad de solucionar sus problemas tras la renuncia de Mulki.

El gobierno de Jordania está presionado por el Fondo Monetario Internacional para efectuar reformas económicas e imponer medidas de austeridad para controlar la creciente deuda pública.

Los problemas económicos del reino se derivan en parte de los prolongados conflictos en Siria e Irak, y recibió un importante flujo de refugiados hace varios años. La tasa de desempleo oficial supera el 18% y se cree que podría ser hasta el doble entre la población joven.

___

El periodista de The Associated Press Mohammed Daraghmeh en Ramala, Cisjordania, contribuyó a este despacho.