Malasia: detenidos 15 presuntos extremistas

La policía en Malasia arrestó a 15 presuntos extremistas, incluyendo a varios extranjeros, por contrabando de armas y planear ataques contra lugares de oración, se conoció el viernes.El jefe de la...

La policía en Malasia arrestó a 15 presuntos extremistas, incluyendo a varios extranjeros, por contrabando de armas y planear ataques contra lugares de oración, se conoció el viernes.

El jefe de la policía nacional Mohamad Fuzi Harun dijo que seis malayos, seis filipinos, un bangladesí y una pareja africana fueron detenidos entre marzo y mayo.

Entre los malayos está un estudiante de 17 años que hizo seis cocteles Molotov que planeaba usar contra lugares de entretenimiento, iglesias y templos hindúes en Kuala Lumpur, dijo Fuzi. El estudiante, presunto miembro del Estadio Islámico, probó uno de sus explosivos en un área abierta y fue detenido en abril, una hora después que mostrase en medios sociales un video en el que advertía de ataques, dijo.

La policía dijo que una mujer malaya de 51 años fue detenida el 9 de mayo durante las elecciones generales por planear embestir con un vehículo contra no musulmanes en un sitio de votaciones. “Además, la sospechosa planeaba conducir contra sitios religiosos no musulmanes con un vehículo lleno de cilindros de gas como explosivos”, agregó.

La declaración del jefe policial dijo que un malayo de 33 años fue detenido tras ser deportado por Turquía por tratar d ingresar a Siria para integrarse al Estado Islámico. Otros dos malayos habían planeado secuestrar y matar a policías y atacar templos religiosos, dijo Fuzi.

Añadió que la pareja africana, ambos de unos veintitantos años y con posibles lazos con el EI, fue detenida en abril y fue deportada. No se reveló el país específico.

Se piensa que el bangladesí de 41 años estaba involucrado en el contrabando de armas para terroristas.

Otro malayo y seis filipinos de entre 22 y 49 años fueron detenidos en abril en el estado de Sabah, en la isla de Borneo, por ser parte de una célula extremista que colectaba armas de fuego para librar “yijad” en la ciudad de Marawi, en Filipinas. Marawi fue escenario de un sitio militar de seis meses el año pasado.

Centenares de personas sospechosas de lazos con el Estado Islámico han sido arrestadas en Malasia en los últimos años.