China halla en el Índico nuevos rastros que podrían ser del avión malasio desaparecido

  • Se trata de un objeto flotante de unos 30 metros de ancho por 22 de largo.
  • Está al sur del último punto de contacto del avión.
  • Aumentan las sospechas de que fue un acto deliberado: el avión cambió de rumbo en el momento en el que se perdieron las comunicaciones.

El Gobierno de Malasia confirmó este sábado que un satélite chino ha detectado nuevos objetos flotando en el océano Índico que podrían pertenecer al avión de Malaysia Airlines desaparecido hace más de dos semanas.

Según informó la agencia de noticias Xinhua, que citó a la Administración Estatal de Ciencia, Tecnología e Industrua para la Defensa Nacional, el objeto se encuentra a unos 120 kilómetros del punto donde días atrás Australia detectó dos elementos posiblemente procedentes del avión, que desapareció con 239 personas a bordo, entre ellas 154 pasajeros de nacionalidad china.

Según indicó la Administración Estatal, el objeto tiene unas dimensiones aproximadas de 22 metros de largo por 13 de ancho y fue detectado por el satélite de observación terrestre Gaofen-1 en torno a las 08.00 GMT del día 18 de marzo.

Las coordenadas donde se localizó el objeto, 44 grados y 57 minutos latitud sur y 90 grados 13 minutos longitud este se encuentran dentro del corredor sur que los expertos consideran que pudo recorrer el avión tras su desaparición.

El objeto ha sido encontrado al sur del último punto de contacto del avión, en el trayecto entre Indonesia y el Índico Sur.

El operativo internacional no ha hallado ningún objeto de los avistados por un satélite al suroeste de Perth

Un operativo internacional, coordinado por la Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA), ha rastreado la zona durante tres días sin localizar los objetos.

Aviones de China y Japón se unirán mañana a la búsqueda, mientras una fragata de la Marina Real del Reino Unido navega hacia la región.

La llegada del ciclón Gillian a la zona podría complicar estos días el operativo internacional en el que hasta el momento participan seis aviones de Australia, Estados Unidos y Nueva Zelanda, una fragata australiana y dos barcos mercantes.

Cambio de rumbo

El avión de Malaysia Airlines desaparecido desde hace más de dos semanas cambió de rumbo en el preciso momento en el que perdió las comunicaciones con las torres de control, cuando pasaba a estar bajo las frecuencias de Vietnam, según la hoja de registro de las comunicaciones de los pilotos de los últimos 54 minutos desvelada por el diario británico The Daily Telegraph.

El hecho de que se saliera de la ruta en este preciso instante, cuando se dirigía a Pekín procedente de Kuala Lumpur, alienta las suspicacias sobre que la desaparición del MH370, con 239 personas a bordo, fue un acto deliberado, según Telegraph.

Las hojas de registro, sin embargo, aprecian un segundo aspecto poco común. A las 1.07 hora local en Malasia, la torre de control recibió un mensaje de la cabina de mando que decía que el avión estaba volando a la altura crucero de 35.000 pies. No obstante, este mensaje ya había sido notificado seis minutos antes.

La investigación sobre el paradero del aparato se centra en aguas de Australia después de que el Gobierno australiano confirmara que sus satélites habían detectado objetos flotando en el agua y que podrían pertenecer al avión de Malaysia Airlines.

Búsqueda de Australia

El Gobierno de Australia indicó este sábado que continuará de manera "indefinida" la búsqueda del avión de Malaysia Airlines desaparecido el pasado 8 de marzo y que algunas pistas indican que pudo precipitarse en el océano Índico.

La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA) coordina un operativo internacional en el sur del océano Índico para localizar dos objetos, el mayor de unos 24 metros de longitud, hallados por un satélite a unos 2.500 kilómetros al suroeste de la ciudad de Perth.

Hay un montón de basura flotando alrededor del mundo, por lo que existen numerosas explicaciones para estos objetos

Hasta el momento, y tras tres días de intensa búsqueda, las tareas no han tenido un resultado positivo, aunque el viceprimer ministro de Australia, Warren Truss, aseguró a los medios que las labores proseguirán de manera "indefinida".

"Es una zona muy remota, pero tenemos la intención de continuar la búsqueda hasta que estemos absolutamente convencidos de que seguir sea inútil, pero ese día no está a la vista", apuntó Truss.

En la jornada del sábado seis aviones peinarán una extensión de 36.000 kilómetros cuadrados para buscar dos objetos que podrían pertenecer a los restos la aeronave desaparecida con 239 pasajeros a bordo.

"Hay un montón de basura flotando alrededor del mundo o contenedores que se caen de los barcos, por lo que existen numerosas posibles explicaciones para estos objetos", advirtió Truss desde Perth.