EEUU denuncia la expulsión étnica contra rohinyas en Myanmar

La expulsión étnica cometida contra musulmanes rohinya en Myanmar no ha parado pese a la creciente condena de la comunidad internacional, lamentó el martes el gobierno del presidente Donald Trump...

La expulsión étnica cometida contra musulmanes rohinya en Myanmar no ha parado pese a la creciente condena de la comunidad internacional, lamentó el martes el gobierno del presidente Donald Trump.

Estados Unidos declaró en noviembre que la violencia contra los rohinya en el estado de Rakhine, en Myanmar, constituía una depuración étnica forzada, por lo que impuso sanciones posteriormente. El embajador Sam Brownback, enviado estadounidense para libertad religiosa en el mundo, dijo que la violencia persiste.

"Creo que no hemos visto ningún avance en ese país", declaró Brownback durante la presentación del informe anual del Departamento de Estado sobre libertad religiosa en el extranjero. El reporte calcula que unas 680.000 personas huyeron de Myanmar a la vecina Bangladesh para escapar de la violencia.

En vez de cambiar de dirección, agregó Brownback, las autoridades de Myanmar estaban duplicando sus medidas discriminatorias al abrir un nuevo frente en el estado de Kachin. Una nueva ofensiva del gobierno de Myanmar contra los rebeldes en Kachin, quienes han luchado durante décadas por mayor autonomía, ha creado temores de una crisis humanitaria en Kachin parecida a la del estado de Rakhine. Los rebeldes en Kachin son un grupo minoritario mayormente cristiano.

El informe, que cubre 2017, también resaltó otras preocupaciones de Estados Unidos sobre la libertad religiosa en el mundo, entre ellas:

- Entre 80.000 y 120.000 prisioneros políticos están detenidos en campamentos de prisión en Corea del Norte, algunos por razones religiosas. Los detenidos viven "bajo condiciones horribles" en zonas remotas, agrega el reporte.

- "Cientos de miles" de musulmanes uigures han sido enviados por la fuerza a centros de “reeducación” en China.

- Arabia Saudí sigue prohibiendo la práctica pública de cualquier religión que no sea el islamismo y el informe resaltó un "patrón de prejuicio y discriminación generalizado en la sociedad" contra los musulmanes chiíes en el país, donde predominan los musulmanes suníes. Aun así, Brownback dijo que se sentía esperanzado por las recientes declaraciones que hizo el príncipe heredero Mohammed bin Salman sobre los planes para ampliar la libertad religiosa.

- En Pakistán, al menos 50 personas fueron encarceladas por cargos de blasfemia el año pasado. El reporte dijo que al menos 17 de ellos fueron sentenciados a la pena capital.

El secretario de Estado Mike Pompeo dijo durante el anuncio del informe que Estados Unidos organizará una cumbre mundial sobre la promoción de libertad religiosa, a realizarse el 25 y 26 de julio. El Departamento de Estado no dijo qué países serán invitados a l conferencia.

"La libertad de religión en el mundo merece ser un tema de primera línea", dijo Pompeo.