Las autoridades arrestaron a la esposa del líder del cártel Jalisco Nueva Generación, uno de los grupos narcotraficantes más poderosos de México, así como a un alto lugarteniente de esta organización que lleva el nombre del estado occidental de Jalisco, el cual está en alerta por posibles represalias.

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, dijo en una conferencia de prensa el domingo que elementos de la Secretaría de Marina detuvieron a Rosalinda González Valencia, esposa de Nemesio Oseguera Cervantes, alias "El Mencho", la noche anterior en la ciudad de Zapopan, en Jalisco. González está acusada de administrar las finanzas del cártel.

En el mismo lugar, los infantes de Marina también capturaron a Gerardo Botello Rosales, alias “El Cachas”, que se cree maneja las operaciones del cártel en los estados de Guanajuato y Michoacán. Botello está acusado de homicidio, secuestro y extorsión. El estado estadounidense de Oregon solicitó su extradición por un homicidio en 2002, señaló Navarrete.

Los arrestos del sábado forman parte del “asedio” a El Mencho, al que las autoridades buscan con mayor intensidad desde fines del año pasado, indicó Alejandro Hope, experto en seguridad.

Navarrete no quiso conjeturar si agentes gubernamentales están cerca de detener a Oseguera, pero dijo que espera tener noticias pronto.

Jalisco Nueva Generación es conocido por enfrentarse con agentes gubernamentales. Navarrete señaló que esperan una reacción violenta del grupo, y añadió que las autoridades han tomado precauciones para prevenir o responder a posibles agresiones.

El cártel derribó un helicóptero militar con un lanzacohetes en 2015, por lo que las autoridades mexicanas declararon una ofensiva total en su contra. Las tensiones se incrementaron de nuevo en febrero, después de que este grupo delictivo presuntamente secuestró y asesinó a dos agentes federales en el estado de Nayarit, ubicado en el litoral del Pacífico.

El gobernador Aristóteles Sandoval dijo horas antes el domingo que el estado está en calma y se ha incrementado la seguridad.

Se cree que Jalisco Nueva Generación trafica metanfetaminas principalmente, aunque también vende cocaína, heroína y marihuana. La agencia antinarcóticos estadounidense indicó en su informe Evaluación Nacional sobre la Amenaza de las Drogas en octubre de 2017 que este cártel tiene centros de distribución de sustancias ilícitas en Los Ángeles, Nueva York y Atlanta.