Florida, Alabama y Mississippi efectuaban el sábado preparativos de emergencia ante la llegada de la tormenta subtropical Alberto, un sistema que se desplaza lentamente y que según previsiones causará severos problemas hidrológicos en toda la costa oriental del golfo durante este fin de semana.

Las precipitaciones que caían en la costa este de Cuba aumentaban el peligro de inundaciones súbitas y deslaves en la región. El Centro Nacional de Huracanes en Miami dijo que la lluvia dejara entre 25 y 38 centímetros (entre 10 y 15 pulgadas) de agua e incluso 65 centímetros (25 pulgadas) en algunas zonas aisladas.

Según los pronósticos, los aguaceros comenzarán a azotar el domingo partes de Florida, Luisiana, Mississippi y Alabama. En los cayos de Florida las precipitaciones podrían alcanzar 25 centímetros (10 pulgadas), según el centro de huracanes. Las advertencias de tormenta tropical fueron emitidas para partes de Florida y Alabama.

Entre 13 y 25 centímetros (entre 5 y 10 pulgadas) de lluvia podría caer en zonas del este de Luisiana, Mississippi, Alabama, el oeste de Tennessee y el noroeste de Florida. En zonas aisladas las precipitaciones podrían alcanzar hasta 38 centímetros (15 pulgadas).

Bajo un cielo nuboso y llovizna ocasional, numerosos residentes hacían fila en Gulfport, Mississippi, para llenar bolsas con entre 5 y 9 kilogramos (entre 10 y 20 libras) de arena a las que utilizarán para contener alguna inundación a causa de Alberto.

Tommy Whitlock dijo que el llenado de las bolsas con arena ha sido habitual en su vida desde que vive cerca de un arroyo.

“Lo hago porque cada vez que tenemos fuertes lluvias mi casa se inunda”, dijo Whitlock. “Nos llega el agua de otros vecindarios y puede alcanzar hasta 30 centímetros (un pie) de alto en algunos lugares”.