El presidente surcoreano Moon Jae-in dijo el domingo que el gobernante norcoreano Kim Jong Un se comprometió en la nueva reunión entre ambos a conversar con el presidente Donald Trump y a una “completa desnuclearización de la península coreana”.

La segunda cumbre intercoreana del sábado en un mes incluyó abrazos y sonrisas, pero la rapidez de su concertación parecía destacar la urgencia que tienen ambos países separados por la frontera con el mayor despliegue de armas en el mundo.

En la Casa Blanca, Trump afirmó que “prosiguen muy bien” las negociaciones para la posible cumbre del 12 de junio con Kim que había cancelado. Trump dijo a la prensa que todavía considera a Singapur como la sede para las conversaciones. Señaló que hay “bastante buena voluntad” y la desnuclearización de la península coreana sería “grandioso”.

Las nuevas conversaciones entre las Coreas, que Moon dijo tuvieron lugar a solicitud de Kim, se concretaron al cabo de intensas consultas diplomáticas durante 24 horas. La reunión permitió a Moon impulsar la cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte a la que considera la mejor vía para reducir la animosidad ha había hecho temer a muchos pudiera devenir en una guerra el año pasado.

Kim podría considerar la reunión con Trump necesaria para reducir la presión derivada de las aplastantes sanciones y conseguir garantías de seguridad en una región conflictiva.

Moon dijo el domingo a la prensa que Kim “volvió a hacer claro su compromiso de una desnuclearización completa de la península coreana” y afirmó que está dispuesto a cooperar para poner fin a la confrontación a fin de coadyuvar a que se concrete la cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos.

Moon señaló haber dicho a Kim que Trump tiene una “firme resolución” de poner fin a las relaciones hostiles con Corea del Norte y emprender la cooperación económica si Kim pone en marcha la “completa desnuclearización”.

“La duda para Kim que le preocupa es si su país puede de veras confiar en el compromiso de Estados Unidos de poner fin a las relaciones hostiles (con Corea del Norte) y proporcionar una garantía de seguridad si se desnucleariza”, afirmó Moon.

“Durante la cumbre entre Corea del Sur y Estados Unidos, el presidente Trump dijo que su país está dispuesto a poner fin con claridad a las relaciones hostiles (entre Estados Unidos y Corea del Norte) y ayudar (al norte) a lograr la prosperidad económica si Corea del Norte lleva a cabo la desnuclearización”.

___

Foster Klug, periodista de The Associated Press, contribuyó a este despacho.