Mensajes de correo electrónico recién divulgados muestran que funcionarios de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) trabajaron de cerca con una organización de tendencia conservadora que desestima el cambio climático para alentar a personas que comparten esa postura a que acudan a audiencias públicas sobre ciencia y calentamiento global, contrarrestar coberturas noticiosas y promover la capacidad de liderazgo del administrador de la agencia, Scott Pruitt.

John Konkus, subadministrador asociado de la EPA para asuntos públicos, pidió ayuda repetidamente a altos funcionarios del Instituto Heartland, según los mensajes.

"Si nos mandas una lista, nos aseguraremos de enviar una invitación", escribió Konkus al entonces presidente de Heartland, Joseph Bast, en mayo de 2017, pidiendo sugerencias sobre científicos y economistas que la EPA podría invitar a una audiencia anual pública de la EPA sobre estándares de ciencia de la agencia.

Respuestas a este mensaje indican que Konkus y el Instituto Heartland lograron juntar una gran cantidad de invitados potenciales conocidos por rechazar advertencias científicas sobre cambios climáticos causados por el hombre, incluyendo organizaciones como Plants Need CO2, The Right Climate Stuff y Junk Science.

Los mensajes resaltan cómo Pruitt y altos funcionarios de la agencia han tratado de rodearse con gente que comparte su visión de frenar las regulaciones y aplicaciones de leyes ambientales, lo cual ocasionó que ambientalistas se quejaran de que él estaba ignorando las conclusiones de la mayoría de científicos dentro y fuera de su agencia, especialmente cuando se trataba de emisiones de carbón que afectan al cambio climático.

El Fondo de Defensa Ambiental y el Southern Environmental Law Center obtuvieron los mensajes a través de una demanda basada en la Ley de Libertad de Información y compartieron la información con The Associated Press.

La EPA tiene relaciones cercanas con una amplia gama de organizaciones privadas y públicas, y Heartland es una de muchas organizaciones con las que la agencia se comunica "para asegurarse de que el público está informado", dijo el portavoz de la EPA, Lincoln Ferguson.

"Demuestra la dedicación de la agencia para promover la agenda del presidente Donald Trump sobre liderazgo ambiental y certidumbre reguladora", dijo.

La audiencia pública a la que hacía referencia el mensaje de mayo de 2017 al último fue cancelada, cuando el funcionario de la EPA encargado del evento se enfermó, dijo la propia agencia.