El abogado personal de Donald Trump, Michael Cohen, se reunió con un oligarca ruso y discutió las relaciones Estados Unidos-Rusia apenas 11 días antes de la toma de posesión de Tump como presidente, dijo una persona familiarizada con la reunión.

Una firma vinculada con el multimillonario Víctor Vekselberg le pagó después a Cohen 500.000 dólares por trabajo como consultor.

Vekselberg se reunió con Cohen durante 20 minutos en la oficina de este último en el piso 26 de la Torre Trump de Nueva York, dijo la persona, que habló a condición de anonimato porque no estaba autorizada a discutir el asunto públicamente. A la reunión asistió también Andrew Intrater, el primo estadounidense de Vekselberg, que dirige una firma privada de inversiones que maneja los activos financieros del ruso.

La persona que confirmó la reunión de enero del 2017 dijo que las discusiones se centraron en negocios y relaciones culturales entre los dos países, pero no habló del punto de vista de Vekselberg. Vekselberg ha trabajado en años recientes para mejorar las relaciones tecnológicas y comerciales estadounidenses con Moscú.

La firma de Intrater, Columbus Nova, le pagó más adelante a Cohen 500.000 dólares por consultoría. Un abogado de la actriz porno Stormy Daniels dice que el dinero fue canalizado por Vekselberg e Intrater a una compañía fachada de Cohen. Esa compañía, Essential Consultants LLC, fue usada por Cohen para pagarle a Daniels por su silencio sobre una relación sexual que ella dice tuvo con Trump, de acuerdo con el abogado, Michael Avenatti. Trump niega la relación.

Las finanzas de Cohen son investigadas ahora por agentes federales en Nueva York, luego de haber sido referidas por el fiscal especial Robert Mueller, quien investiga contactos entre la campaña presidencial de Trump e intermediarios rusos.

Columbus Nova ha dicho que Vekselberg no estuvo involucrado en la transferencia de dinero.

Vekselberg fue sancionado en abril por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que mencionó sus lazos con el presidente ruso Vladimir Putin.