Bolivia culpa a manifestantes por la muerte de un estudiante

El gobierno de Bolivia culpó el viernes a manifestantes por la muerte de un universitario que falleció la víspera por el disparo de una canica de vidrio durante una protesta callejera cerca de La Paz...

El gobierno de Bolivia culpó el viernes a manifestantes por la muerte de un universitario que falleció la víspera por el disparo de una canica de vidrio durante una protesta callejera cerca de La Paz.

“La muerte fue provocada por una canica de vidrio que ha sido disparada con un petardo que han utilizado los manifestantes. Quieren culpar a la policía por la muerte para desprestigiar al gobierno y provocar un clima de convulsión”, dijo en rueda de prensa el ministro de Gobierno, Carlos Romero, refiriendo la autopsia.

Jonathan Quispe, de 20 años, perdió la vida el jueves en El Alto cuando miles de universitarios chocaron con la policía durante protestas callejeras para reclamar al gobierno un mejor presupuesto para la universidad pública de esa ciudad. Tras lo ocurrido, tres jefes policiales que comandaron el operativo antimotines fueron suspendidos y el presidente Evo Morales pidió una investigación para dar con los responsables.

A pesar de las aclaraciones de Romero, dirigentes estudiantiles y autoridades universitarias rechazaron esos argumentos y culparon al gobierno por la muerte de Quispe.

“Hay testigos de la represión policial; una canica no puede provocar la muerte de una persona”, dijo el rector de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), Ricardo Nogales.

Quispe era velado el jueves en su universidad. Líderes estudiantiles anunciaron que volverán a las calles tras el sepelio para reclamar justicia, mientras que dirigentes vecinales de esa ciudad --bastión político de Morales-- anunciaron marchas de apoyo a los universitarios y en contra del gobierno la próxima semana.