La jefa del departamento de policía en un condado de Nevada se disculpó el martes por haber olvidado su pistola en un baño de un casino la semana pasada. En una publicación en línea dijo que el incidente fue vergonzoso y pidió disculpas a los votantes, tres semanas antes de la votación para su reelección.

“No niego que haya sucedido. Dije ‘Sí, lo hice’. Está registrado”, señaló Sharon Wehrly, jefa de policía del condado de Nye, vía telefónica desde Pahrump, una localidad ubicada a 96,5 kilómetros (60 millas) al oeste de Las Vegas.

“Si la gente no quiere votar por mí porque dejé mi pistola en el baño de Saddle West, entonces ese es su derecho”, agregó.

En la publicación de Facebook, Wehly escribió que dejó su arma en un baño de mujeres durante el almuerzo del 15 de mayo en el hotel-casino Saddle West en Pahrump, mientras hablaba por teléfono.

Dijo que se dio cuenta de que había olvidado el arma y estaba en su camino de regreso al baño cuando un empleado del casino la encontró.

“Realmente me disculpo por dejar olvidada mi arma de fuego”, se lee en la publicación. “Fue un error, soy humana y pido su perdón”.

Agregó que durante 10 minutos no tuvo posesión de la pistola de calibre .45 y que regresó a sus manos gracias a un ejecutivo del casino.

El administrador del casino Gergg Shatzman no respondió de forma inmediata a un mensaje sobre el incidente.