Suecia comenzó a distribuir una versión actualizada de las instrucciones de emergencia de la Guerra Fría a cerca de 4,8 millones de hogares, con el objetivo de que su población sepa lo que tiene que hacer ante una situación de crisis, incluida una guerra.

El folleto de 20 páginas llamado “Si viene la crisis o la guerra” está dirigido a “preparar mejor” al país en caso de que los servicios públicos se vean perjudicados por accidentes, clima extremo, ataques cibernéticos o “en el peor de los casos, por una guerra”, indicó la Agencia Civil de Contingencias.

Las instrucciones de emergencia reflejan las preocupaciones de Estocolmo sobre la situación de seguridad en el Mar Báltico, que ha empeorado en los últimos años. Rusia ha aumentado sus operaciones militares desde que se anexó la península de Crimea de Ucrania en 2014.

“Es importante debido al deterioro de la situación de seguridad en el resto del mundo”, señaló la agencia en un comunicado emitido el lunes.

De acuerdo con las instrucciones, los 10 millones de habitantes de Suecia tienen el deber de actuar si su país se ve amenazado.

“Si Suecia es atacada por otro país, nunca nos rendiremos”, se lee en el panfleto que será distribuido durante la semana de preparación para emergencias que va del 28 de mayo al 3 de junio.

“Toda la información en el sentido que la resistencia debe cesar, es falsa”, añadió.

Las instrucciones incluyen información sobre lo que debería contener un botiquín de emergencia, como comida enlatada, pasta y alimentos secos, y exhorta a la gente a tener dinero en efectivo en caso de que los cajeros dejen de funcionar y también a tener a la mano los números telefónicos de emergencia.