La armada colombiana capturó a siete miembros de una banda criminal dedicada al tráfico de drogas y la extorsión en el sur del país, se informó el lunes.

En un comunicado de prensa, la armada señaló que las detenciones se produjeron en operaciones de registro y control en la población de Tumaco. A los detenidos se les decomisaron varios fusiles, cinco pistolas, granadas de fragmentación y municiones de diferentes calibres.

Cinco de los siete detenidos fueron entregados a la Fiscalía General de la Nación que los acusa de rebelión, narcotráfico y homicidio. Los otros dos, que son menores de edad, quedaron a cargo del Instituto de Bienestar familiar.

En una ofensiva militar ordenada por el presidente Juan Manuel Santos más de 12.000 miembros del ejército y la policía se encuentran en la zona de Tumaco que en las últimas semanas se ha visto afectada por bandas dedicadas al narcotráfico y disidentes de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN). En los dos últimos dos meses los habitantes de Tumaco sufrieron cuatro apagones -que duraron hasta cinco días- provocados por atentados contra torres de energía.

El sábado tras una larga operación de inteligencia fue capturado en esa misma zona alias “Caliche”, jefe de otra banda criminal dedicada al narcotráfico al servicio del cartel mexicano de Sinaloa.

Uno de los principales objetivos de las fuerzas militares en Tumaco es la captura del jefe de la disidencia de las FARC alias “Guacho”, acusado, entre otros delitos, del secuestro y posterior asesinato de tres miembros del diario El Comercio de Ecuador.

Por “Guacho” los gobiernos de Colombia y Ecuador ofrecen una recompensa conjunta de 250.000 dólares.